Rate this post

El marketing entrante es, en pocas palabras, un conjunto de estrategias digitales enfocadas a encontrar personas interesadas en nuestro producto/servicio, atraerlas a nuestra marca y convertirlas en contactos, clientes y finalmente promotores. Ya hemos hablado de marketing entrante a través del marketing entrante cuando abordamos juntos el concepto de generación de clientes potenciales. Intentemos entrar en más detalle, y entendamos los fundamentos de esta nueva metodología de marketing, sus aspectos fundamentales y las principales herramientas. En primer lugar, ¿de dónde viene el término “Inbound Marketing”? Este término fue acuñado en 2005 por HubSpot, una empresa estadounidense que produce software de marketing. Así que, para entrar en este método, es lógico comenzar con la información que encontramos en el sitio web oficial de la empresa más entrante de la galaxia. Hay una frase muy útil para entender el significado general del Inbound Marketing, ya que contiene en pocas líneas los dos aspectos fundamentales de esta actividad. El informe a continuación: A diferencia de los antiguos métodos de marketing saliente como la compra de anuncios, la compra de listas de correo y la oración por contactos, Inbound Marketing se centra en la creación de contenido de calidad que atrae a las personas a su empresa y producto, donde espontáneamente quieren ser. Al alinear el contenido que publique con los intereses de sus clientes, es natural atraer tráfico entrante que usted puede convertir, cerrar y deleitar con el tiempo. La primera frase fundamental se refiere a la creación de contenido de calidad: El núcleo del marketing entrante es el contenido. La mejor manera (quizás la única) de atraer clientes potenciales sin interrumpirlos, y asegurarse de que conocen y aprecian su negocio, es ofrecerles contenidos creados especialmente para ellos, es decir, que respondan a sus preguntas, que satisfagan sus necesidades reales, que puedan ayudarles de alguna manera en sus problemas cotidianos. Los contenidos son por lo tanto el núcleo, el principal medio de promoción. Pero el marketing entrante no es sólo un medio para promocionarse, sino también una verdadera metodología que cubre todo el ciclo de vida del proceso de compra. Las personas pasan por diferentes pasos durante este proceso: llegan a conocer su empresa, interactúan con ella, compran, vuelven a comprar y cada uno de estos pasos requiere diferentes acciones de marketing. En cada una de estas fases es necesario proporcionar el contenido adecuado, en el lugar y el momento adecuados. Esto nos lleva a la segunda piedra angular del marketing entrante, que es alinear nuestro contenido con los intereses de los usuarios. Sólo mediante la publicación del contenido adecuado en los lugares adecuados (canales) y en el momento adecuado (fase del proceso de compra) el marketing se convierte en relevante y útil para los usuarios y no intercambiable. El único marketing que la gente ama. Podemos alcanzar este objetivo distribuyendo nuestros contenidos con las herramientas adecuadas (publicidad, comunicación y análisis) y en los canales especiales (blogs, redes sociales, buscadores) que Internet y las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición. Con estas herramientas, también puede obtener más información sobre sus contactos a lo largo del tiempo, para que pueda adaptar el contenido y las estrategias a sus necesidades específicas. El marketing entrante es por lo tanto no sólo contenido, sino también contexto. Es por su naturaleza multicanal, porque acerca a las personas a donde están, donde están y donde quieren interactuar contigo. La nueva metodología de marketing entrante La nueva metodología de marketing entrante cubre cada paso que lleva a transformar a un extraño en un cliente y fan de su empresa. Las acciones que caracterizan el marketing entrante son 4: – Atraer, convertir, cerrar y d