Rate this post

Las actividades de marketing son dirigidas cada vez más a la participación de los consumidores, al diálogo con ellos y cooperación directa.

La comunicación con los clientes se pueden realizar en diferentes lugares, por ejemplo, a través del uso de la web y los medios de comunicación social o a través de la organización de eventos.

En este artículo, queremos ofrecerles un consejo que les ayudará a comprender el verdadero potencial de esta “herramienta”,como es el evento destinado a captar la atención de sus clientes.

Organización de evento

El evento es una de las poderosas herramientas de marketing y comunicación que tiene como objetivo aumentar el conocimiento de un nuevo producto o servicio, que fortalecer la imagen corporativa, potencializa las marcas, captar la atención de los medios de comunicación y líderes de opinión y ayuda a generar contactos, desde el lanzamiento de un producto hasta la implicación de sus consumidores.

Marketing tienen la oportunidad de crear eventos promocionales para comunicarse con el público interno, con la red de ventas, con los clientes actuales y potenciales y finalmente con los periodistas, transmitiendo, incluso indirectamente los principales valores de su marca.

La organización de los eventos también permite una optimización en el uso de los medios de comunicación, para generar una cobertura mediática del evento logrando llegue a grandes grupos de consumidores.

A través de los eventos, la empresa se compromete a agrupar toda la información y contenidos relevantes para fines promocionales y de comunicación, ya que los eventos traen muchos visitantes a la tienda.

Aspecto fundamental para generar nuevos contactos que posteriormente se conseguirán a través de plataformas online, involucrar a los usuarios tomándoles  fotos, hablando con ellos,”mimándolos” y pidiéndoles que interactúen contigo en los medios sociales.

Gracias al contacto directo, la empresa puede comprometerse con una operación de transparente, garantizando la corrección de la empresa y de sus productos, generando valores de confianza que llevan a los clientes a volver.