Rate this post

¿Sabes que 20 millones de italianos entran en un bar cada día, realizan 14 millones de transacciones comerciales y gastan 50 millones de euros? Éstas son algunas de las figuras que surgen en el “Manual de Bar Business”, cuarto volumen de “Le Bussole”.la serie editorial de Confcommercio.

Hoy en día  los bares en Italia ya no es sólo un lugar de consumo, sino un lugar elegido por el cliente para pasar momentos de calidad. No es casualidad que, como leemos en el Manual,”el consumidor italiano, a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos, considere la calidad como la fuerza motriz de las elecciones de los consumidores.”

Sin duda, este cambio es consecuencia del período de crisis que estamos viviendo, que ha puesto de manifiesto las nuevas necesidades de los consumidores y ha creado nuevos modelos de oferta.

y particulares, proponiendo soluciones que les permitan comer fuera de casa, valorizando y mejorando el tiempo de los clientes como brunch dominical, aperitivo y “entretenimiento.”

En definitiva, nuevos consumos y nuevas soluciones creadas específicamente para mimar y fidelizar al cliente. Otro método que muchos bares están adoptando recientemente para hacer que sus clientes se sientan especiales y recuperarlos más a menudo es la adopción de un programa de fidelización es una herramienta sencilla y eficaz que le permite crear una relación directa con los clientes.

Haciendo sus compras diarias agradables. De esta manera, los clientes disfrutan acumulando puntos después de sus compras y ganando premios; por otro lado, el comerciante tiene la oportunidad de conocer a sus clientes, recompensarlos, retenerlos y mejorar su facturación!