Rate this post

La ruta de conversión de un usuario a cliente requiere una estrategia bien definida y consistencia en el tiempo. Una vez que han aterrizado en tu sitio, antes de registrarse o hacer una compra, necesitas crear una relación con tu empresa y establecer una relación de confianza. Las redes sociales son una herramienta muy útil para establecer este tipo de relación, ya que permiten no sólo aumentar la visibilidad de tu marca, sino también “retener” clientes potenciales.

Los usuarios que siguen tus cuentas sociales, Twitter, Facebook, Google Plus, reciben noticias diarias, leen tus entradas, ven tus fotos y, a medio o largo plazo, comienzan a reconocer la marca e identidad de tu empresa. Por esta razón, si tu objetivo es generar relaciones de calidad, una actividad eficaz de gestión de redes sociales puede ser extremadamente útil.

Facebook en particular, el indiscutible rey de las redes sociales, es una de las mejores herramientas que tienes a tu disposición para construir una relación de confianza con tus clientes. Estos son algunos consejos para tener éxito en esta red social.

Dale a tu página un toque humano

Las empresas más exitosas en Facebook son las que más que exaltan tu marca. Comunica de forma sencilla y amigable lo que tu negocio representa y tus clientes se sentirán representados por tu marca, convirtiéndose en una máquina de contenidos.

Asegúrate siempre de que tu contenido eduque y entretenga.

Asegúrate de que los clientes permanezcan en tu página y recupéralos. La clave para una estrategia de satisfacción es crear constantemente nuevos contenidos y mezclar las herramientas que tienes a tu disposición (por ejemplo, creando un enlace en tu publicación de Facebook que te vincule directamente a tu blog o sitio). Asegúrate de que a través de Facebook los clientes puedan pasar a una variedad de contenidos que les afecten.

Empuja al cliente a tomar acción

Facebook ofrece a las empresas la oportunidad óptima de crear relaciones auténticas con sus clientes actuales y potenciales, pero también es una gran plataforma para que los clientes tomen ciertas acciones. Una de las mejores maneras de convertir a un cliente potencial en un cliente real es empezar con simples llamadas a la acción. Para ello, puedes empezar a publicar contenido valioso, como artículos y vídeos interesantes relacionados con tu actividad, y acompañar este contenido con simples peticiones de acciones como “haz click aquí” o “lee aquí”. Además, considera ofrecer descuentos y ofertas o pedir a tus fans que se registren en tu blog. Todas estas son demandas de acciones de baja inversión que crean confianza y afinidad en el tiempo.

La publicidad de boca en boca es importante.

Los estudios han demostrado que los usuarios de medios sociales tienden a confiar en sus amigos y compañeros más de lo que confían en las marcas. Si un usuario quiere probar un nuevo restaurante, ¿prefiere recibir una recomendación de un amigo que acaba de comer una excelente comida o se prefiere al restaurante que está promocionando su última especialidad? El boca a boca es especialmente importante en Facebook. Para convencer a tus fans para que hablen de ti, la clave es facilitar la difusión de la palabra.

Una gran manera de hacer esto es crear una promoción que facilite el boca a boca (por ejemplo: dar una promoción para dos personas sólo si tu cliente trae a un amigo).

Busca distinguirte

Tienes múltiples oportunidades para marcar tu página de Facebook. Una opción es hacer que tu página de Facebook sea una extensión de tu sitio web para generar familiaridad cuando tus clientes actuales visiten tu página. Otra opción es hacerlo diferente de tu sitio web para que tus clientes experimenten una sensación de exclusividad cuando se conviertan en fans de tu comunidad de Facebook.