Rate this post

Encender, grabar, publicar. Nunca ha sido tan fácil, en la era de las redes sociales, tomar una videocámara o un smartphone en sus manos y dar rienda suelta a la creatividad. Pero, ¿cuántas películas están realmente grabadas en nuestra memoria? Y sobre todo, ¿hay reglas para crear un vídeo exitoso? En primer lugar, digamos que para crear un vídeo de calidad hay que: Informar. Su vídeo debe mostrar algo nuevo, un verdadero valor añadido para que el espectador eduque y eduque. Ofrezca contenido útil sobre cómo hacer algo (por ejemplo, tutorial) Entretenimiento. Crea vídeos que te hagan entretener, sonreír, sorprender o mover. Habiendo hecho esta pequeña premisa, podemos decir que predecir de antemano qué videos se convertirán en virales es prácticamente imposible. Sin embargo, hay algunos elementos que deben tenerse en cuenta al hacer un vídeo de calidad. Elija un título atractivo. Elegir el título es uno de los elementos más importantes que convencerá a los usuarios para ver su vídeo. Los títulos que contienen términos como “el mejor”,”el más viral”,”el más divertido” están ahora demasiado inflamados y, si no cumplen con las expectativas, te harán perder credibilidad. Se centra en títulos que les llevan a querer saber más, lo que pone al lector en una situación de curiosidad y deseo de profundizar. Cree una introducción memorable. La atención de los usuarios en los medios sociales es muy corta, hablamos de un puñado de segundos. Por eso un vídeo debe despertar interés desde el principio. ¿Pero cómo? En primer lugar, depende del tipo de audiencia a la que se dirija y con qué desea comunicarse. Siempre es una buena práctica elegir cuidadosamente una buena imagen de vista previa. Es bueno elegir una foto del vídeo no borrosa o movida, de calidad y cautivadora. En resumen, en este caso es la primera impresión lo que cuenta. Ingrese su producto en una historia. Los usuarios de las redes sociales quieren ver historias memorables, información y entretenimiento. Por esta razón, es una buena práctica evitar la creación de vídeos con el único propósito de dar a conocer o vender un producto. El producto debe ser parte de su historia y no su historia principal. Enfocado en las emociones. Parando un columpio de emociones. Aristóteles ya decía esto hace dos mil años: la gente tiene que involucrarse emocionalmente. Ya sea para reír, hacer que te muevas o para sorprenderte! Su meta es involucrar a su usuario emocionalmente! Crear vídeo de la duración correcta. Apenas un vídeo de una o más horas se convertirá en viral. Cuanto más corto sea, más usuarios estarán dispuestos a “invertir” su tiempo en ver el video. Obviamente depende del tipo de vídeo. Si se trata de un video-tutorial, tendrá que ser capaz de mantener alto el umbral de alerta del espectador jugando con el tono de voz y el dinamismo de lo que capta. Para todos los demás tipos de vídeos, le recomendamos que se mantenga en promedio durante un minuto. Haga el vídeo utilizable incluso sin sonido. Hasta hace poco, la reproducción automática de vídeos en Facebook no tenía sonido. Recientemente se ha introducido un cambio para permitirlo. Esta es precisamente la razón por la que muchos vendedores han hecho videos comprensibles sin activar el audio. Para lograr este efecto es suficiente utilizar textos sobreimpresionantes que cuentan la historia. El principio de esta recomendación es simple: puede suceder, por ejemplo, que se desplace la línea de tiempo de Facebook en contextos muy ruidosos (por ejemplo, bajo tierra) en los que sería imposible entender su audio o, por el contrario, en contextos muy silenciosos en los que el sonido de un vídeo sería inapropiado. Por eso es bueno preparar videos comprensibles en todas las condiciones. Cree vídeos adecuados para su audiencia. Saber a qué público objetivo se dirige es fundamental. Por lo tanto, se debe producir un mensaje que hable el idioma de sus espectadores y muestre intereses comunes. Descubrir