Rate this post

Si ya tienes claro y definido los objetivos que quieres alcanzar a través de Instagram, hay que pasar a la optimización de tu perfil. A continuación, nos centraremos en definir un plan editorial preciso y eficaz. Antes de pensar en el contenido visual, el estilo y el diseño, es útil definir una visión general del mensaje que se desea transmitir y de los temas que se desean tratar.

Algunas empresas se centran en sus productos y otras en las necesidades de los clientes, no hay una regla precisa a seguir, todo depende del contexto. Lo importante es crear contenido que pueda interesar e involucrar a tus clientes y ayudarte a lograr sus objetivos. Por ello, el punto de partida debe ser construir pilares sobre los que desarrollar los contenidos. Una vez definidos los temas, es el momento de definir un contenido editorial. De esta manera deberías poder definir el estilo y diseño de tus mensajes y la frecuencia con la que publicas el contenido.

Transmite el mensaje correcto

Para tener un perfil en Instagram que sea consistente y capaz de transmitir el mensaje correcto, es importante seguir un estilo preciso que refleje el de los otros canales que se utilizan. Los puntos clave son:

Composición

Se refiere a la colocación de los elementos dentro de los contenidos visuales y, más en general, a la estructura de la foto o vídeo. Si no eres un fotógrafo experimentado, puede ser útil definir algunas reglas con respecto al fondo, el enfoque principal del contenido y el espacio necesario para el texto en la parte superior o inferior de la imagen.

Selección de colores

Utilizando siempre la misma gama de colores se crea una sensación de consistencia y reconocimiento. ¡Atención! Definir una gama de tonos a utilizar no significa privarse de la capacidad de usar otros colores, pero te ayudará a dar un toque familiar a tu contenido. Una buena idea es elegir una gama de colores en línea con la utilizada en los otros canales de comunicación, esto facilitará a los usuarios el reconocimiento de tu empresa y, en consecuencia, de tu marca.

Filtros

Estas herramientas pueden ayudarte a mejorar tus fotos si la fotografía no es tu fuerte. Los filtros pueden cambiar la apariencia de tus fotos y vídeos, por lo que es importante que elijas usar sólo algunas de ellas (las que más se adapten a tu mensaje) para no crear confusión en el usuario. El uso de un filtro diferente para cada mensaje crea confusión en tus seguidores que ya no reconocerán fácilmente tus mensajes.

Instagram proporciona un espacio más que adecuado para la descripción de imágenes, si se excede este límite, el texto se truncará. Este espacio te permite diferenciar aún más su contenido y llevarlo a un nivel superior. Hay varias maneras de utilizar este espacio. Algunos lo usan para una microdescripción, mientras que otros lo usan para introducir un título corto y cautivador o para hacer preguntas a los usuarios. Las posibilidades son infinitas, lo importante es garantizar siempre la coherencia.

Hashtag

Se ha convertido en la herramienta más utilizada en las redes sociales para categorizar el contenido producido y publicado. En Instagram, los hashtags permiten a los usuarios descubrir nuevos contenidos y cuentas a seguir. Si quieres evitar incluir demasiados hashatags en la descripción, un buen método es insertarlos en tus comentarios. Analizando los hashtags más populares utilizados por sus usuarios, puede asegurarte de llegar a un público más amplio.