Rate this post

Hoy os traemos unos trucos estupendos para convertirte en un experto del copywriting para que los posts que hagas funcionen.Estos trucos los hemos aprendido a los largo del tiempo y así supimos cómo mejorar y crear mejores posts. Cuando pongas estos trucos en práctica, te darás cuenta de que tu forma de escribir habrá mejorado y más usuarios leerán tus posts. Y a la hora de vender es muy importante saber comunicarse con los clientes.

16 trucos para el copywriting

 

1. Tutea al usuario

A la hora de hablar sobre tu marca o sobre el producto que quieres vender, no te centres en él “este producto… dentro de esta marca está….”, es más eficaz emplear la segunda persona, así el usuario siente que le estas hablando de forma cercana y estará más dispuesto a leerte.

Un ejemplo sería: “Novedades para ti/vosotros en artículos de casa”.

 

2. Salte de lo común

Si vas a escribir un post, procura que no sea algo ya muy visto o no tendrá ningún interés para el usuario que seguro lo habrá leído con anterioridad.

Trata de sorprender al lector, de que sea algo novedoso para él. Para esto puedes pensar si lo que estás escribiendo te sorprendería a ti y si te llamaría la atención si lo leyeras.

Por ejemplo:

  • “¿Quieres tener un fin de curso divertido? Reserva tu viaje.”
  • “¿Preparado para vivir el mejor fin de curso de tu vida? Reserva tu experiencia ahora.”

Entre estas dos frases hay una gran diferencia, la primera es muy común, plana, insípida, no transmite la emoción de un viaje. En cambio la segunda le pone más énfasis, da a entender que no quiere venderte nada, solo que disfrutes, que lo pases bien y no puedas olvidarlo.

Las palabras que emplea la segunda frase, como “vivir” o “preparado”, te dan ganas de que llegue ese día para disfrutarlo.

Al igual que “reserva tu experiencia”, ya no te quieren vender un viaje bonito, sino una vivencia que recordarás para siempre.

 

3. Cantidad y calidad

Sabemos que todos queremos promocionar nuestras marcas y darlas a conocer, pero no interesa hablar de eso y darle bombo.

Lo más recomendable es crear un apartado en tu web que hable sobre tu marca y los beneficios que aporta a los usuarios, ya sea en forma de esquema o lista.

 

4. Escribe frases cortas y frases sueltas

No vale la pena escribir frases muy largas, los lectores al final pierden interés. Vale la pena escribir frases cortas y directas. Las frases sueltas son de las más llamativas. El sector centrará más su atención en esas frases, y las memorizan con facilidad.

 

5. “Soy un título y soy divertido”

El título es lo primero que va a leer el usuario, y ¿qué atrae más que el humor? Pues eso, el título de llamar la atención y tener una chispa de humor es uno de los modos más útiles y llamativos que hay.

 

6. Deshazte del lastre

No utilices palabras de relleno, intenta ser conciso y escribir lo necesario para que se entienda lo que quieres decir. Cuando hayas terminado de escribir, revísalo y elimina todo aquello que sea innecesario, y por favor, cuidado con las faltas de ortografía.

 

7. Personaliza tus CTAs

¿Quién no ha visto nunca cuando estás mirando artículos un “cómprame ahora” o un “suscríbete” ? Originalidad nula.

Vale la pena hacer recopilación de CTAs que encuentres por la web y a partir de ahí, crear algo original y único para tu web. Por ejemplo a la hora de comprar poner  “Me deseas, y lo sabes” o a la hora de suscribirse, “Se que quieres saber más de todo esto”.

Pero ten en cuenta que lo que estás haciendo es pedir que te compren o se suscriban, a cambio los usuarios quieren recibir algo ya sea un artículo o complemento de calidad como posts y contenidos interesantes, que no solo es pedir y que te den por tu cara bonita, todo lleva un esfuerzo.

 

8. Respuestas para todo

Ten en cuenta que tus usuarios tendrán preguntas y dudas.  Piensa cuáles podrían ser y incluye las respuestas en tus posts, eso también dará a entender al usuario que eres un profesional y no alguien que solo busca ser conocido.

 

9. Un buen uso de las negritas

Las letras en negrita se utilizan para recalcar algo importante, y hay que saber que es, dentro de tu texto, lo importante. Marcar párrafos enteros tampoco es conveniente, a nuestro lector no le quedará claro que es lo realmente importante.

He aquí un ejemplo:

“Un Blog:  es un sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores.”

“Un Blog:  es un sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores.”

Quizás no sea el mejor ejemplo, lo que queremos decir es que las palabras en negrita son como la esencia de lo que quieres decir y lo que quieres que al lector se le quede en la cabeza.

 

10. “Quien tiene vergüenza, ni come, ni almuerza”

Nunca está de más que tus usuarios o clientes sepan de quién se trata el autor de los posts.  De entre todos tus posts, incluye algunos con tus logros, el proceso que llevaste a cabo para llegar a tener buenos artículos que ofrecer a tus usuarios, incluso vivencias tuyas, cosas que den a conocerte y te acerquen a tus usuarios como persona.

No creo que sea necesario, pero hay que escribirlos con naturalidad y dejar de lado el ego y el narcisismo.

Incluso escribir sobre fracasos es bueno, tanto para nosotros como para quienes nos leen. Muchas personas (por ejemplo aquellos que les gusta dibujar) ven algo por la web y les impresiona, y no se ven capaces de llegar a ser tan buenos como el autor, pero porque pocos autores explican lo costoso y difícil que fue llegar hasta ahí, y eso desmoraliza un poco.

Hacer posts de historias ajenas a las tuyas, que aunque no todos lo reconozcamos, las personas somos “bastante marujas” y lo queremos saber todo de todos.

11. Un adictivo inicio en el post

Ya hemos hablado de los títulos, que tienen que llamar la atención, pero en inicio del post no se puede quedar atrás. Las primeras frases del post tienen que ser igual de llamativas que el título para que el usuario no pierda el interés por leerlo.

Y un consejo para asegurarte de que el post es fluido, es leerlo en voz alta, así es más fácil darse cuenta de si hemos puesto algo sin sentido (todo suele sonar mejor dentro de nuestra cabeza).

 

12. Consejos y demás (tips)

Cuando un post es bueno el usuario lo lee a gusto pero no está demás incluir algo práctico a lo largo del post, puedes incluir algunos tips y también es un modo de hacer que el usuario lea todo el post entero. Es algo que puede resultar interesante al lector, ya que es una ayuda para mejorar en su terreno.

 

13. Un toque de humor pero sin abusar

Al igual que puedes poner un toque de humor en título, inclúyelo en el post también, pero cuidado, no queremos que nuestro blog sea un chiste para los usuarios, así que no tenemos que abusar del humor.

Bromea, pon ejemplos graciosos, pero ten en cuenta que la idea principal es solucionar y ayudar al lector.

 

14. Edita sin miedo

No recomendamos a nadie que, nada más acabar de redactar un post, lo publique. Vale la pena leerlo una y mil veces y editarlo otras tantas.

Deshazte de todo aquello que no aporte nada, palabras vacías o frases de relleno aunque les tengas “cariño”, no tengas miedo de borrarlas.

 

15. Retóricas

“¿Crees que es imposible?”

Este tipo de preguntas gustan a los lectores, es un muy buen modo de acercarte a él y hacerle sentir que le estás hablando directamente, ¿no te parece?

 

16. Despídete de ellos de forma adecuada

No seas tan seco y solo pongas cosas como: “saludos”, “espero que te haya gustado mi post” o un simple “adios” (he visto casos).

Deja un par de preguntas sobre el tema o simplemente invítales a debatir sobre el tema y opinar.